MI HIJO ADOLESCENTE

La adolescencia es una etapa crucial en el desarrollo del ser humano ya que es donde se manifiestan una serie de cambios físicos y mentales, para los que en muchas ocasiones nosotros como padres no estamos preparados para entender dichos cambios por los que nuestros hijos están atravesando; y es aquí donde preguntas como, ¿Por qué se pone tan rebelde? o ¿Por qué ya nunca quiere salir de su habitación?, nos llegan a preocupar al grado de no saber cómo contribuir sin dañar.

La adolescencia suele ser una etapa complicada tanto para los jóvenes como para los padres. Los adolescentes experimentan diversidad de cambios, buscan su propia identidad y necesitan su espacio. Desean ser independientes y autosuficientes, crecer sin la interferencia de sus padres. Una de las armas más efectivas que utilizan para poner distancia es el silencio.

 

images (1)

 

Uno de los primeros errores que cometemos como padres es exigirle a nuestros hijos que haga cosas de adultos y a su vez recriminarles cuando hacen cosas de niños, ya que esto en lugar de contribuir conlleva a que nuestros hijos solo se confundan más y pierdan seguridad, dice Fernando Alberca, autor de “Adolescentes. Manual de instrucciones”, donde ofrece las claves necesarias para “pulsar el botón exacto” que necesita todo adolescente.

Para poder comenzar el proceso de entender a nuestro hijo adolescente es necesario brindarles más seguridad y confianza en sí mismos, pues como parte de esta etapa la mayoría de los jóvenes pierden seguridad, exageran sus defectos, maximizan situaciones, les da miedo la exposición y el juicio de los demás, se recluyen en sus cuartos y no valoran lo que en ese momento poseen; lo que denota una falta de crecimiento y desarrollo, que terminada su adolescencia obtendrán.

No tienen problema para comunicarse con sus amigos, pero frente a sus padres adoptan el silencio. El celular y la computadora favorecen esta barrera que les permite distanciarse. No es que no deseen hablar o que no puedan apreciar los consejos. Pero hablar sería correr el riesgo de no poder callar, de no poder guardar sus cosas para sí, perder el poco terreno que se han ganado. Hablar les recuerda que aún dependen de sus padres y es necesario rebelarse ante esa dependencia. El lenguaje entra en el dominio de los padres, , pues fueron ellos quienes enseñaron a hablar. Mantener el silencio es poner un velo que permite a los adolescentes crecer apartados de la intromisión de ellos.

 

images (3)

 

Sin embargo, aunque el silencio es necesario para los adolescentes, no siempre es normal. El silencio puede ocultar muchas cosas: problemas de depresión, deseos suicidas, drogas, anorexia; los jóvenes se enfrentan a muchas cosas en su búsqueda de identidad y su silencio puede impedir que los padres noten que algo no anda bien. Los adolescentes quieren a sus padres lejos y difícilmente buscarán ayuda de forma directa. Sin embargo, a través de sus acciones y silencios gritarán cuando necesiten atención. Es por eso que aunque no quieran hablar, debemos estar alerta para interpretar sus silencios y estar dispuestas a escuchar.

Tal vez suena incoherente, qué vamos a escuchar si ellos no quieren hablar. Ciertamente los adolescentes no se abren fácilmente y buscan resolver sus cosas sin la intervención de mamá o papá. Sin embargo, en ocasiones necesitan comunicarse y encontrarán alternativas para acercarse sin perder la distancia que han establecido: sin decir nada, pueden acercarse con un gesto que indique que están molestos o buscar atención con una actitud de indiferencia. Pueden buscar consejo “para un amigo” e incluso acercarse con enojo para culpar a los padres de sus problemas

Es muy importante que intentemos mostrarles a nuestros hijos sus puntos fuertes, enfatizando sus aciertos, explicándoles donde vemos su inteligencia y sus talentos para que ellos por si solos descubran su personalidad y esto les dé más seguridad y confianza en su toma de decisiones.

Es una etapa de mucha presión social, pero la mayoría de los adolescentes logran encontrar su lugar sin demasiada dificultad. Sin embargo, es necesario estar al pendiente de nuestros hijos. Acercarse no será fácil, pero debemos enseñarles que para ser aceptados, antes deben aceptarse ellos mismos.

Finalmente recuerda que lo más importante en esta etapa de la vida de tus hijos es que les tengas mucha paciencia y que sobre todo les hagas entender que cada error que se tiene en la vida va seguido de un aprendizaje y que sin importar lo que pase siempre contaran con tu respaldo.

images (2)

Anuncios

Acerca de veroplatas89

Soy vero, estudie la licenciatura de psicologia, actualmente imparto terapia psicologica con enfoque gestaltico y racional emotivo. La poblacion que atiendo son niños, adolescentes y adultos con diversas problematicas tanto emocionales como mentales. El motivo de la creacion de este blogg, es para que la gente tenga un espacio para aprender mas de la psicologia del día a día, ya que siempre estamos al tanto de nuestra salud, tambien asistimos a la escuela pero en donde dejamos nuestras emociones y pensamientos? también es basico ya que sin una buena salud mental nada esta bien en nosotros. "Se puede vivir de muchos modos, pero hay modos que no dejan vivir". Les platico un poco de mi poco y concreto. YO SOY ...... o Distraída o Creativa o Escandalosa o Sensible o Cursi o Ocurrente o Gritona o Efusiva o Paciente o Bonita o Detallista o Vanidosa o Responsable o Me rio MUCHO y de TODO o Buena persona o Comprometida o Poco Terca o Cariñosa
Esta entrada fue publicada en Escuela para Padres y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s